saneamiento ambiental
servicios y productos

roedores

Roedores

Control de roedores (Desratización)

Consiste en la distribución estratégica de elementos de control de roedores (principalmente cebos), que se colocan en lugares donde estos transitan, pero no al alcance de mascotas y niños.

Los cebos son las formulaciones mas comúnmente usadas. Deben colocarse en puntos de cebo bien escogidos y el objetivo es atraer a la plaga al rodenticida, antes que depender del contacto con el ambiente tratado.

La formulación del cebo debe ser lo suficientemente atractiva para el roedor que se quiere combatir, a fin de que este ingiera una cantidad razonable, aunque haya otros alimentos en abundancia. Por más potente que sea un rodenticida y por más atractivo que sea el cebo, la presentación y ubicación son de crucial importancia. Como los roedores se adaptan a los distintos ambientes, cada lugar debe tratarse de manera algo diferente.

Para saber donde ubicar correctamente los cebos se debe identificar la plaga y ubicar el área de influencia para tratarla adecuadamente.

Los roedores a diferencias de otras plagas, son mamíferos "inteligentes" que a menudo viven en grupos sociales y establecen cierto grado de comunicación entre los individuos.

Se han ideado muchos métodos de combatir a los roedores, incluyendo el uso de predadores naturales, la caza y las trampas, la manipulación del hábitat, las barreras físicas y el control biológico. Aunque algunos de estos métodos no químicos cumplen su parte en la reducción del riesgo de una infestación de roedores; en la práctica, el control efectivo de los roedores depende del uso de rodenticidas. Todas las formulaciones de rodenticidas están diseñadas para introducir el veneno en el sistema digestivo del animal que se desea combatir. Esto puede lograrse de dos maneras:

  • Directamente, utilizando cebos.
  • Indirectamente, con una formulación de contacto que se adhiere al pelo y es ingerida cuando los roedores se lamen.

En el caso en particular donde se vende o elaboran alimentos no se recomiendan los métodos indirectos ya que los roedores pueden diseminar los venenos en lugares no deseados.

Deben utilizarse sólo métodos directos, las formulaciones mas usadas son las sólidas. Estas pueden ser en forma de granos sueltos, cebos peletizados comprimidos), bloques de cereal unido con parafina y los saquitos(sachets).

Los cebos peletizados son productos preparados por compresión o extrusión, son atractivos y algo resistentes a la humedad.

Los cebos en bloque de parafina son menos propensos al ataque del moho y los insectos, no son atractivos paras las aves y son de fácil manipuleo y aplicación.

Los cebos en saquitos, son sachets de papel o polietileno que contienen cebo en forma de granos sueltos o peletizados.

Los rodenticidas a utilizar son anticoagulantes (ver AXEXO I), estos actúan impidiendo la producción normal, en el hígado, de cuatro factores esenciales de la coagulación de la sangre que dependen de la vitamina K. La muerte es causada por hemorragia interna, pero no sobreviene antes de tres días de la ingestión y, como no aparecen síntomas durante 24 horas, por lo menos, aunque se haya ingerido dosis muchas veces superiores a la letal, no se origina "susto al cebo" .Debido a su toxicidad, los anticoagulantes se utilizan en los cebos en concentraciones que varían entre el 0,05% al 0,001%. Se utilizan principalmente los de dosis única por ser estos los más efectivos. En caso de envenenamiento accidental, la vitamina K, es un antídoto efectivo.

Descripción del trabajo:

La primera tarea a realizar es la identificación de la plaga y la magnitud de la misma. Para ello se efectúa un reconocimiento minucioso del lugar y alrededores. Por ser los roedores animales de hábito principalmente nocturno de día , sólo pueden apreciarse los rastros de su actividad (principalmente huellas y excrementos).

Se deben ubicar los lugares donde se alimentan, las fuentes de agua y los refugios o madrigueras, a los efectos de colocar barreras entre estos puntos de movimiento.

No se recomienda esperar que la plaga se instale en el establecimiento, es más fácil prevenir que curar, motivo por el cual nuestra empresa utiliza una estrategia de control en los lugares infestados y de prevención en el resto de la planta.

Para el control se utiliza la técnica de cebo en pulsos o mínimo, la cual se basa en el uso de rodenticidas anticoagulantes de una sola ingesta, los que producen la muerte del roedor entre los 4 y 8 días posteriores al consumo de la dosis letal de cebo. Se coloca la misma cantidad de cebo que en la técnica de saturación, pero con la diferencia de una menor cantidad en cada punto de cebadura( de 5 a 20 grs.), los cebos se distribuyen en forma estratégica lejos del alcance del hombre y mascotas. El reemplazo o reposición de los cebos se produce después de los 15 a 30 días.

Durante el período de control, seguramente muchos roedores serán más fáciles de apreciar, debido a que la droga los debilita, pierden velocidad en sus desplazamientos, son menos ágiles para saltar o trepar y no pueden diferenciar el día de la noche. Estos síntomas son un signo evidente de que el control está resultando efectivo.

RODENTICIDAS
NOMBRE DROGA FORMULACION COMERCIAL CONCENTRACION
Glexrat Bromadiolone Grano 0.005%
Rastop Bromadiolone Bloque parafinado 0.005%
Kaput Difenacoum Bloque parafinado 0.005%
Rodilón Difetialone Pellets 0.0025%
Rodilón Difetialone Bloque parafinado 0.0025%
Storm Flocoumafen Bloque parafinado 0.005%